Uncategorized

5 beneficios de la ley de Emprendimiento

La ley de Emprendimiento se hizo para brindar oxígeno a la economía de los emprendedores colombianos, y beneficia no solo a los emprendedores con ideas que están ansiosos por montar empresa, sino también a todos aquellos emprendedores que ya tienen su emprendimiento en marcha y  y han sufrido dificultades por aproximadamente 1 año por las circunstancias diversas que han golpeado la economía del país: El Covid-19.

La Ley de Emprendimiento no hace una distinción entre tipos emprendimiento, es decir que aplica para todos y cada uno de ellos, lo que si distingue es la magnitud empresarial del emprendimiento, es decir qué tan grande está su empresa y cuánto gana.  por lo cual distinguiremos entre tres magnitudes empresariales: micro, pequeña y mediana empresa.

El Decreto 957 del 5 de junio del 2019,  en su segunda sección, estableció el criterio exclusivo para determinar la diferencia entre las tres magnitudes empresariales mencionadas anteriormente, el cual es el ingreso anual por actividades ordinarias de la respectiva empresa, es decir la cantidad total de dinero que se incorpora al patrimonio de la entidad por el despliegue de sus actividad ordinarias, y que en consecuencia produce un aumento en el capital de la empresa, en otras palabras lo percibe anualmente por el inventico.

Con base a lo anterior, es decir al ingreso anual por actividades ordinarias, el decreto estableció unos rangos para la clasificación del tamaño de las empresas, que se divide en 3 sectores y cuya unidad de medida es la UVT, la cual es un valor estandarizado que establece la DIAN anualmente y que se utilizada generalmente para pagos fiscales y tributarios, para el presente año (2021) corresponde a $36.308.

La tabla de abajo será una guía para determinar el tamaño de su emprendimiento, para ello tendrá que clasificar a su empresa en alguno de los tres sectores que en ella aparecen; una vez realizado esto tendrá que tomar el ingreso anual que percibe su empresa por el despliegue de su actividad y convertirlo a UVT, es decir que toma la cantidad y la divide entre $36.308. Una vez obtenido el resultado solo resta establecer en qué magnitud empresarial se encuentra su emprendimiento.

Imagen tomada de: http://www.mipymes.gov.co/temas-de-interes/definicion-tamano-empresarial-micro-pequena-median

Ya sabiendo de qué tamaño es tu empresa, ahora sí podrá distinguir entre los beneficios le aplican, y los que no.

El primer beneficio de la ley consiste en la flexibilización de tarifas INVIMA, con diferencia para pymes y excepción para microempresas.

El artículo 2 de la ley establece que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), definirá el porcentaje de la tarifa que deberán pagar la pequeñas y medianas empresas por su registro ante esta entidad, que claramente será diferente y menor, que la de las grandes empresas.

Beneficio al que no podrán acceder las pequeñas y medianas empresas en una situación de subordinación respecto de una gran empresa o que pertenezcan a un grupo empresarial.

Por otra parte, las microempresas, incluyendo a los pequeños productores ya no tienen que pagar tarifas para la expedición, modificación y renovación de los registros ante el INVIMA.

 

El segundo beneficio permite a algunas empresas adoptar la Contabilidad Simplificada.

El artículo Art 8 de la ley establece la posibilidad de que las microempresas puedan llevar contabilidad simplificada.

La contabilidad simplificada brinda un marco normativo contable y financiero de fácil entendimiento para las microempresas, haciendo posible la generación de reportes con información útil y veraz para el estado, los clientes, los proveedores y demás interesados.

Es decir que se les brinda una alternativa más ágil, simple y mucho más económica a los microempresarios, para llevar su contabilidad, en comparación a los de una gran empresa, las cuales tienen que seguir los estándares NIIF plenos o NIIF para pymes.

Sin embargo, éste beneficio ya existía, concretamente desde el decreto 2706 del 2012, el cual en su artículo 1 menciona que: “establece un régimen simplificado de contabilidad de causación para las empresas”.

El tercer beneficio reside en la financiación.

 

El artículo 10 de la ley de emprendimiento menciona que el Ministerio de Industria y Turismo se encargará de concertar y ejecutar alianzas con entidades sin ánimo de lucro especializadas en crédito empresarial para la profundización de microcréditos destinados a la financiación de los emprendimientos.

El cuarto beneficio brinda la posibilidad a las micro, pequeñas y medianas empresas de ingresar al mercado de compras públicas.

 

El capítulo tres de la ley regula todo lo pertinente al tema de las compras públicas.

 

Es un mercado especializado para atender las necesidades de compra de las Entidades Estatales, mediante un proceso de selección abreviada. Su objetivo es realizar negociaciones en condiciones de mercado para la compra de bienes con destino a Entidades Estatales.

 

De tal forma, la ley de emprendimiento en su artículo 14 regula el proceso de contratación con las MiPymes y la cuantía; además establece un sistema de requisitos diferenciales en función al tamaño empresarial para la participación en dicho mercado, que se regula en su artículo 15; y por último establece las reglas de promoción al acceso de las MiPymes al mercado de compras públicas en su artículo 16, dentro de las cuál destaca la preferencia, consagrada en el numeral 5:

«las Entidades Estatales indistintamente de su régimen de contratación, los patrimonios autónomos constituidos por Entidades Estatales y los particulares que ejecuten recursos públicos preferirán en condiciones de igual precio, calidad y capacidad de suministros y servicio a las MIPYMES nacionales.»

El quinto y último beneficio de esta ley reside en la educación.

Regulado en el título 4, establece el desarrollo de un programa técnico-bachiller en asociación con el SENA para la adquisición de habilidades para el trabajo, el emprendimiento y la innovación; Y además da un aval para que las instituciones de educación superior realicen y presenten asesoría gratuita a las microempresas a través de los consultorios empresariales.